Ahora la Comisión Europea está estableciendo una nueva agenda para el Mediterráneo. Entre otras cosas, se propone gastar miles de millones de euros en los países del norte de Africa al sur del Mediterráneo, para crear más puestos de trabajo y oportunidades para sus ciudadanos”, escribe Dagsavisen.

Los llamados países socios al sur del Mediterráneo son Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos y Túnez. Además viene Palestina y Siria que están más al este. En los últimos 12 meses, personas de estos países socios del sur dominan las estadísticas sobre el número de inmigrantes que llegan a la UE, según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ( Org. vinculada a Soros ).

Políticas que ya fracasaron durante décadas, debido a la corrupción, excepto para que estos países consiguan más poderío militar. Medidas que caen como un jarro de agua fría para los millones de nativos europeos desempleados. La cifra truducida, para el valor real, de estos montantes regalados a las economías ( finanzas ) de los países seleccionados sería aproximadamente de entre 1.000 a 5.000 millones al cambio de la moneda del respectivo país o incluso más.