Entre los “firmantes verificados del código de principios del IFCN” del Instituto Poynter, organizaciones que han sido “certificadas” como verificadores de datos por el organismo financiado por Soros, se encuentran: AFP; The Associated Press (AP); Africa Check, de Sudáfrica; Agencia Lupa y Aos Fatos, de Brasil; BOOM, de India; Correctiv.org, de Alemania; Check Your Fact, FactCheck.org, Reuters, The Washington Post y USA Today, de Estados Unidos, EFE, Maldita.es y Newtral, de España; Verificador de La República, de Perú; y La Silla Vacía, de Colombia.

G. Soros mantiene acciones financieras en el grupo MediaSet ( principalmente a través de entidades financieras aunque también directamente hasta no hace mucho 2015/2016 en las propias cadenas de tv, como Sextatv ) y otras indirectamente.

Con el fenómeno del falso virus pandémico, en España se ha comprobado que estas org. pantalla de aparente periodismo se dedican a desmentir aportaciones científicas e informaciones alternativas que diarios ” conservadores ” más tarde tuvieron que admitir. En otros trabajos de estas org. comunistas radicales ( masónicas de línea marxista ) con patrocinio del famoso y polémico buitre de las finanzas ( G. Soros ) ante la evidencia de informaciones que dejaban al descubierto negligencias y delitos varios, del gobierno comunista de Sánchez, no hacían valoraciones ni ataques a la ciudadanía, ya que eran conocedores que la Justicia había abierto diligencias o procesos judiciales. Este oligarca masón ( G. Soros ) arrastra condenas en Reino Unido por haber producido un desfalco que costó una crisis financiera en Inglaterra durante meses hace ya unos años y, por ello fue condenado a fuertes multas aunque pudo evitar la prisión. Es decir, estas organizaciones contra los bulos reciben dinero de criminales millonarios como G. Soros, este financiero con antecedentes penales, que a su vez se ha reunido hasta en ocho ocasiones extraoficialmente, en Madrid, con el presidente comunista Pedro Sánchez, y este político también con Bill Gates. Tanto Soros como Bill Gates mantienen fuertes inversiones en el sector de la prensa en España. No es de extrañar que la OMS ( Organización Mundial de la Salud ) esté muy presente en las cadenas de prensa y org. pseudo periodísticas de Soros, en España, pues también recibe dinero la OMS de la Fundación Gates.

De ahí se comprende mejor por qué la nación de España ( y también en Australia donde ocurre algo muy similar ) esté siendo atacada brutalmente con el falso virus pandémico ( según datos de miles de facultativos y biólogos en todo Occidente ). En tanto en cuanto, se cree que buscan la ruina de España para obtener grandes beneficios con empresas quebradas y al mejor postor que han tenido que cerrar por el terrorismo informativo que aún padece España y que el gobierno aplaude y supervisa. A principios de septiembre de este 2020 aparecían vagas noticias de que aproximadamente trescientos mil autónomos ( comerciantes de pequeñas y medianas empresas, PYMES ) tendrían que cerrar por el abandono del gobierno en este fenómeno del falso virus pandémico ( virus que oficialmente no existe para la ciencia, ya que no ha sido aislado ni secuenciado como marca el protocolo científico ). Las deficientes e inútiles pruebas de test de PCR se han confirmado que arrojan, al menos, un 95 % de falso positivos para patrones secuenciados menores a mil nucleótidos y el COVID-19 está consignado con menos de 200.

También se supo de miles de deportistas de élite, sanos, y en perfecto estado de forma, en todo el mundo, que dieron positivo por test PCR. Es por eso que estas org. comunistas subvencionadas por G. Soros no hayan podido desmentir estas informaciones oficiales de los propios clubes y entidades deportivas. Por si fuera poco, la prensa de muchas naciones se hacían eco de la vida de los chinos, en particular donde inicialmente se originó el foco de COVID-19 que llegó a Europa y al resto del mundo, sin mascarillas y sin distanciamiento social, haciendo vida normal y permitiendo macro eventos con decenas de miles de usuarios de público ( discotecas, encuentros deportivos, conciertos, etcétera ). No antes de anunciar las autoridades chinas que tratarían de vacunar a la población china, pero se supo que como en Rusia estas vacunas eran realmente : suero y vitaminas. Se cree para amortiguar esta falsa pandemia que ha atacado especialmente a Occidente y que ha originado una intoxicación informativa creída por millones de personas consumidoras de prensa de G. Soros. En resumen el COVID-19 es una operación financiera internacional para arruinar a naciones y conseguir grandes beneficios por los perpetradores ( tiburones de las finanzas ), donde todos los principales partidos políticos en Occidente están colaborando de alguna manera, especialmente en España.