El COVID-19 fue prefabricado en un laboratorio de EE.UU, arma biológica para frenar a China y a naciones de UE, virus elaborado para afectar, prioritariamente, a personas de edad avanzada y gente con defensas bajas


Al parecer el virus COVID-19 fue manufacturado en EE.UU, y pudo ser exportado a China y a otras partes del mundo para crear una crisis financiera internacional. La aparición de noticias alarmistas ( histeria colectiva, pánico institucional ) sobre este virus en China coinciden con el período más álgido de las políticas de D. Trump contra China y la U.E. (  presidentes de Francia, de Alemania, de España, de Italia y otras zonas de Europa cargaron públicamente contra los impuestos y aranceles impuestos por el presidente norteamericano en alimentos y materias primas que son una fuente de ingresos para los europeos y chinos ). También en otras zonas del mundo, como es en Hispanoamérica, pronto aparecieron voces de repulsa contra estas políticas de aranceles injustificados y abusivos, lo cual dio origen a que líderes de países hispanoamericanos rechazaran estas políticas de Trump.

La popularidad de Trump a finales del mes de noviembre era, según los sondeos de EE.UU, extremadamente baja, casi impopular, debido también a las políticas de ámbito exterior contra Irán y Venezuela. Había que hacer algo para frenar a la que iba a ser la primera potencia mundial ( China ) y a los empresarios de Europa que iban trasladando sus negocios y sedes en EE.UU a otras partes del mundo especialmente a : China.

Bill Gates hizo de mediador, y todo apunta que consultó al magnate G. Soros y otros oligarcas masones una propuesta para que todos ganaran cientos de miles de millones de dólares. Otras informaciones han constatado que el presidente Trump intentó derivar el problema ocultanto el origen, para ello echó la culpa a China. Pero recientes investigaciones han dado como resultado la confirmación de que Trump y Soros están en el mismo barco, entremedio se encuentra el ” hombre de las vacunas ” ( Bill Gates ), este ha donado decenas de millones de dólares no solo a proyectos solidarios junto con G. Soros para cubrir las necesidades de los afectados por el COVID-19 y el desempleo también han donado a diarios de prensa en Europa ; los mismos que denuncian las ” ideas conspiranoicas contra Bill Gates “, el propio Sánchez donaba millones de euros a varios diarios y tv privadas comunistas en España, como ” El País “. Todo un complot, anunciado, meses antes, por los oligarcas masones en Davos, donde asistieron dignatarios y grandes empresarios de la industria farmaceútica, confirmando un simulacro de pandemia meses antes del fenómeno del COVID-19. Para colmo, también se utilizó un laboratorio de Wuhan, con patrocionio de G. Soros. Para enredar aún más el asunto, Gates anunciaba meses antes en un portal de línea marxista y globalista de expertos informáticos ( TED ) y del mundo de las tecnologías que una pandemia podría aparecer y afectar a millones de personas en todo el mundo. Todo un complot de gente elitista ( La Masonería ) para provocar una gran crisis financiera mundial, reducir la población de edad avanzada, interesadamente, en Occidente o incluso la eliminación física del dinero papel, aún de alterar la forma de vida de los occidentales ( costumbres, turismo, etcétera ) que esperarían ansiosos una supuesta vacuna que a los pocos días de declararse, la ya falsa, pandemia, aparecieron anuncios de la existencia de vacunas ( en Israel, en China ( laboratorios vinculados a G. Soros ), etcétera ).

 

EWSjOLfXkAIjNsi

EVB3WeQXkAAZHsU

 

Un extenso trabajo de investigación periodístico que nos lleva a haber consultado informaciones documentadas de «Global Research» y «New York Times» que demuestran que el coronavirus es un virus de laboratorio. Otra parte del mismo reportaje, el que hace referencia a Europa, nos lleva también a un extenso trabajo de investigación realizado por nuestra redacción relacionado con la actualidad Europea. Concretamente nos hemos basado en intentar saber por qué Europa NO QUIERE resolver la crisis del coronavirus. Algunas declaraciones de mandatarios europeos relacionadas con la crisis actual que vive la Unión Europea nos han resuelto el misterio. Naturalmente también resolvemos otro misterio: ¿Hay vacuna?

También estarían implicados los máximos responsables de la OMS, el propio Bill Gates se encargó de designar a los nuevos responsables de la OMS, ( como el terrorista marxista Tedros ) y los países afectados por esta operación criminal a gran escala serían informados de que tendrían que obstaculizar la ayuda organizada a los pacientes, de ahí que muchos países con una deficitaria sanidad pública en recursos y personal se viera desbordada por la cantidad de gente contagiada con síntomas graves, el 90% de los fallecidos por este virus en Francia, Italia y España son personas de edad avanzada o con patologías previas. La histeria colectiva pronto hizo acto de presencia a través de los canales de prensa en manos de accionistas como G. Soros y Slim Helú. Otra prueba más de esta operación criminal planificada fue confinar a la población de varias naciones de Europa pero sin que las autoridades entregaran test de detección y ni siquiera útiles básicos como mascarillas y guantes, como había hecho China y Corea del Sur, estas que a los pocos días de detectarse esta arma biologíca manipulada donaron millones de test y materiales a la población civil. No solo se introdujo en China por contagio humano a humano, en Europa se esparció vía aérea, probablemente en diciembre o enero del 2020, y muy concretamente en las grandes urbes ( como Madrid ). Es decir, las logias en todo el mundo estarían al corriente antes que los ciudadanos de los detalles de este ataque biológico ( bioterrorismo ).

Para ser más enrevesado el fenómeno, la OMS, difundió las primeras informaciones de que el virus se propagaba por vía animal, y el foco de contagio era un pangolín y luego un murciélago. Los infectólogos saltaron en cólera contra la OMS pues recalcaron que era imposible que el contagio viniese por animales, habiendo diferentes tipos de virus que no pueden ser objeto de contagio por esta fuente de contagio a los humanos, y el COVID-19 era este tipo de virus. Este gran aprieto de la OMS, pronto se intentó subsanar, pero sin mucha fortuna, otros organizaciones vinculadas al ámbito de salud del planeta aprovecharon la ocasión para recordar que ” no había evidencia de contagio entre humanos “. Es decir, el virus tuvo dos fases iniciales, una la de contagio por contacto directo entre infectados en EE.UU importado a China y otra por vía aérea ( chemtrails ) y también por contagio directo entre humanos. Pero para rizar más el rizo, se descubrió que para esta magna operación criminal los cerebros de la trama habían creado varios tipos de virus o sub-virus, como informaba el diario elconfidencial en España ( es diferente al Wuhan, al de Europa, y al detectado en Brasil ), aún de revistas médicas. Tal era el pánico que se había provocado en buena parte del planeta, que Trump optó por esparcir el virus tambíen en EE.UU. Así de esta manera nadie sospecharía de la autoría.

 

¿De dónde salió el coronavirus?

 

El Coronavirus no ha salido de los murciélagos, tal y como ya hemos explicado, fue fabricado por los Estados Unidos, concretamente en Fort Detrick, Maryland (USA) una instalación del Comando Médico del Ejército de EEUU donde se desarrollan armas biológicas. Parte de dicho trabajo de investigación ha podido ser consultado y verificado, por nuestra redacción en el artículo de Larry Romanoff ««COVID-19″: Further Evidence that the Virus Originated in the US« dentro del rotativo americano «Global Research«. KIT RADIO INTERNACIONAL, ha tenido acceso, además al vídeo realizado por la misma redacción de ese medio y que compartimos.

La coincidencia nos lleva al mes de Agosto de 2019, donde un artículo publicado por el rotativo «New York Times» explica que «Fort Detrick anuncia su cierre temporal debido a la falta de seguridad durante una investigación con gérmenes letales«. Dichos gérmenes son los del Coronavirus ya que los miltares (científicos) creadores del mismo empiezan a tener sus síntomas.

La coincidencia además nos lleva a que en septiembre de 2019, estalla un supuesto brote de influenza en EEUU. Recientemente, Robert Redfield, Director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, admite que algunos de los casos diagnosticados como influenza en el país, eran, en realidad, Coronavirus. De ahí se extrae que realmente los primeros pacientes de coronavirus se dan en Fort Detrick, Maryland (USA), y son militares. También que los primeros casos NO SON en la China como se vendió en la prensa Mundial.

 

ZHONG NANSHAN
( experto chino en enfermedades respiratorias )

“ La epidemia hizo su aparición en China, pero no
necesariamente tiene su origen en China ”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s