El Ejército concluye su informe sobre los disparos de Ortega Smith: «Se respetaron todas las normas vigentes».