Tal como suena. Ya nadie parece tener en consideración a los inmigrantes de origen hispano, al menos en ese lugar : no. Alguien ha decidido, por su cuenta y riesgo, en el ejercicio de sus funciones, cambiar las normas de un lugar público.

Desde este centro son conscientes del revuelo causado, pero aseguran que los carteles están ahí » porque la profesora, encargada de hacer la inmersión lingüística, así lo ha decidido «, al contar este curso con dos niñas de origen magrebí.