El operativo combinado de seguridad conforma a militares y policías que se desplazarán por las calles del país hasta el viernes 24 para prevenir delitos y alteraciones al orden público. La determinación fue asumida por el Gobierno ante los anuncios de movilizaciones de sectores afines al dictador comunista Morales y luego de que el polémico y visceral ex-presidente fugado mencionara, públicamente, la idea de organizar milicias armadas en Bolivia, ( similar o parecido a grupos terroristas marxistas como ETA controlados por CIA ) algo de lo que luego se retractó.

El criminal, fugado, Evo Morales, critica fuertemente, desde el extranjero, esta medida temporal del gobierno de Bolivia y, donde todavía el débil gobierno comunista, de España, ( dirigido por G. Soros ), sigue sin facilitar una aclaración por el grave suceso de la embajada de Méjico en Bolivia ; donde detectaron numerosa documentación de Morales con negocios personales de tráfico de droga y otros crímenes, a gran escala y, donde al parecer está incluida la financiación y otras ayudas oficiosas del partido comunista y feminista de PODEMOS ( hoy UNIDAS PODEMOS ) actualmente en coalición con el PSOE y otras formaciones políticas anti-españolas en el gobierno de España.

Se cree que a Bolivia han llegado, en las últimas semanas, decenas de agentes de los Servicios de Inteligencia de los gobiernos comunistas de Cuba y de Venezuela, camuflados como turistas con la intención de desestabilizar al nuevo gobierno en Bolivia.