Porque, es que, además, nos están diciendo que el problema con la violencia de género, en España, es nuestra cultura y nuestra educación cuando estamos viendo que no.