Los agentes reaccionaron en cuestión de segundos, el atacante trató de asesinar a los policías por la espalda, por lo que tuvieron que efectuar la acción del tiro instintivo para abatir al terrorista. Al parecer el inmigrante turco iba armado con cuchillos de grandes dimensiones.