Las mismas fuentes han precisado que los datos recabados hasta el momento hacen que se haya descartado el robo como móvil de la brutal paliza, que mantiene a la víctima ingresada en la UCI del Hospital Universitario de Torrecárdenas aunque su evolución es favorable.