Todo indica que el hombre se hallaba en las proximidades de la sede del partido comunista PSOE, pero siempre en la vía pública, no obstaculizaba a los viandantes ( o al tráfico rodado ) y sus proclamas eran legales y pacíficas. Se cree que ha sido una medida política, por parte del Delegado de Seg. Ciudadana o por responsables directos del Min. del Interior, tras un aviso de los responsables del inmueble del PSOE o de los propios periodistas allí presentes.

El hombre, parece ser que fue invitado a abandonar la zona, sin motivo justificado, ya expuesto en el párrafo anterior.

El caso, es que, este tipo de hechos, emborrona, mediáticamente, a la prestigiosa Fuerza del Cuerpo Nacional de Policía, no solo por el fondo también por las formas. Quizá para futuros eventos opten por agentes féminas y así pueda evitarse malentedidos adicionales o incluso, indirectamente, sobreaumentar la denuncia contra el machismo en España, aún si mantiene, el sospechoso, en menor medida, un perfil no occidental.

Una intervención desproporcionada para con el hombre patriota español y buen ciudadano ( el sujeto en cuestión iba con referencias patrias y atendía a razones ). No obstante, se desconoce si este hombre, antes de acudir o hacer acto de presencia La Policía, realizó proclamas con insultos o lenguaje excesivamente coloquial a las personas que se encontraban habitando en esa sede del PSOE o periodistas, posiblemente alguien lo grabó previamente. ( Esto último casi nunca se dice, y es importante también ). Sea como fuere, parece una actuación desproporcionada, con cuatro agentes siendo la persona invitada a abandonar el lugar de cierta edad. Lo curioso es que en la propia acera habían profesionales del periodismo que SÍ impedían el paso a los viandantes ( y MUY MUCHO ) y que portaban objetos rígidos ( como cámaras de tv ) no fueron avisados siquiera de igual forma.