Para los magistrados del Supremo y los expertos de reconocido prestigio que conforman la JEC, el líder de ERC ya no ostenta la condición de eurodiputado. La sentencia firme del Tribunal Supremo que condenó a Junqueras a 13 años de prisión, y otros tantos de inhabilitación absoluta para el ejercicio de cargo público, se lo impide.

Tal y como avanzó OKDIARIO, Junqueras no saldrá de prisión y, por tanto, no podrá viajar a Bruselas para recoger su acta en la Eurocámara. El hecho de que el líder de ERC fuese condenado en el juicio al ‘procés’ avala la tesis de la Junta Electoral Central, que sostiene que el separatista catalán carece de inmunidad parlamentaria.

 

Junqueras queda en un » limbo judicial » ( no así con el aspecto de jurídico, pues las leyes, y el CP, en España, proveen explícitamente e implícitamente la pertinente aplicación de condena al infractor ), según el tribunal de UE tiene reconocida la inmunidad parlamentaria y/o diplomática. Pero, al mismo tiempo fue inscrito ( se habla de, por Junqueras ) en un juicio, condenado, aún con esta característica reconocida de sobreprotección jurídica. Es decir, que si consiguiere evadirse y salir de España, tendría reconocida esta inmunidad parlamentaria o diplomática ( véase aspecto de protección jurídica para la figura de valija diplomática ). Tampoco se puede decir que La Justicia en España, para este caso, haya incumplido normativa alguna, pues, como se ha dicho fue inscrito en un juicio y no hubo objeción justificada al respecto y a todos los efectos, todavía menos con la sentencia y tuvieron que pasar algunos meses para que se pronunciare el tribunal de UE. Jurídicamente, se puede decir, que sí, efectivamente, el colaborador y golpista Junqueras está en una situación de reo Insitum et, sive civis, mientras habite en España. Aunque esto es una gran provocación para el Frente Popular de Sánchez, y que puede originar otra crisis interna en el PSOE o para evitar estos contratiempos incluso -con nuevas promesas- la cesión de más carteras o competencias a los grupos políticos radicales, en tanto en cuanto intenta cerrar acuerdos, entre los cuales están formaciones políticas separatistas, para su coalición anti-española o rupturista. Pero, queda, la carta de : indulto. Que sería ya, otro escándalo más, si fuere, por el gobierno ( El Ejecutivo ).

Lo único que se puede apreciar aquí, es un intento de sacar votos electorales por el PP y, una especie de resarcimiento, simbólico, una especie de » honrilla » o acto de honor , al menos, del Poder Judicial ( por lo de la injerencia extranjera, inmiscuida o mejor dicho, la clara : intromisión, acaso interacción ( influencia ), en España ).

Añadidura :

Pero, se puede entender también un aspecto positivo, porque de esta manera el ya prófugo Puigdemont no podrá retornar a España, al menos de momento. Esto sería ya para otra tesis.