El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido, en Málaga, a siete ciudadanos chinos que horas antes habían secuestrado a cuatro jóvenes compatriotas para cobrar un rescate de 10.000 euros.