Según los datos de la última encuesta nacional realizada en 2011 por el Alto Comisariado de Planificación (organismo público), el 62,8 por ciento de las marroquíes entre los 18 y los 64 años de edad sufre algún tipo de violencia conyugal, física o psicológica.

Pero, ahora la propia ministra de Marruecos se ha visto obligada a declarar que ninguna mujer se libra, al menos, de las agresiones verbales.