Ha sido una de las más claras pruebas de que TVE estaba más que al tanto de este juicio simbólico, con una excesiva verborrea de la parte defensora del presidente pro-golpista en activo, y que el Tribunal ha accedido a no invitarle ( íbamos a utilizar el térm. o verbo de conminar pero hoy no se entendería perfectamente y provocaría malentendidos varios en algunas personas, alguien lo consideraría » agresivo » o » excesivo « ) a responder a las preguntas de la parte contraria.

Mientras se desarrollaba este juicio simbólico, debido a unas particularidades especiales hoy, en España y, debido también a otros fenómenos adicionales que se inmiscuyen en La Justicia, de una u otra forma, la conexión del ente público cortó por unos segundos este ciclo y trasladó la conexión, en directo, al poco a una reportera que estaba ubicada a las afueras del inmueble oficial de Justicia. Allí, Torra, aparecía con su abogado, despidiéndose de sus férreos colaboradores, mientras se disponía para tomar un utilitario oficial. La reportera informaba -inocente- con su profesionalidad pero al mismo tiempo le indicaban por » el pinganillo » ( un objeto interconectado a la comunicación interna de un emisor, coloq. es como se lo conoce ) que » hiciera tiempo » pues, habían dejado en la emisión a Torra sentado en el taburete del proceso, en La Sala, y era casi imposible que Torra -tal corredor de sprint- estuviera a los pocos segundos en la calle. Lo cual es un fraude, pues aparecía la señal en DIRECTO. De alguna manera el ente seguía unas directrices -se puede intuir- de censura o autocensura por si de producía algún altercado o situación comprometida. Pocos observadores han podido detectar ( posiblemente aprovecharon el discurso de la defensa para emitir en diferido, un discurso que provocaba fatiga a los televidentes y que » NO salía de lo mismo «, una reiteración excesiva y banal y manida pero adornada que aburría hasta a sus acompañantes ) este hecho que ha pasado lógicamente inadvertido en el común de los españoles que asistían a estas imágenes. Posiblemente obligaron, de forma indicativa tal vez o recomendación, a los jueces también a permanecer en esas dependencias judiciales -para hacer tiempo- ya finalizado el evento.

Recordemos por unos momentos, que, Torra podría ser » necesario » para que el Frente Popular de Sánchez consigua definitivamente conformar un gobierno de mayoría. No obstante, Sánchez lleva negociando con miembros del partido de Torra y, otros más desde hace meses, para intentar apartarlo de La Generalitat, sus métodos ( los de Torra ) son vistos como viscerales y que obstaculizan las buenas maneras para llevar el proceso de una España Federal, proyecto ya en marcha desde hace años. Sabedor de estos cónclaves Torra -cuán infante caprichoso- insiste ( como artimaña política ) en hacer ver que no hay diálogo con Sánchez porque este siquiera le asiste con el tlf. ( rojo ) pero en realidad Sánchez lleva negociando con los separatistas desde hace meses y las promesas millonarias influyen. Sánchez asistió a esta emisión con suma atención y al terminar, respiró y obtuvo vía libre para continuar con su proyecto federal. Lo cual hace pensar que la decisión del juez está bien definida de antemano, una simple multa ( porque es un delito de faltas ).