A nadie se le escapa que de los muchísimos asuntos turbios que desde La Tribuna de España hemos descubierto y publicado, son tres, fundamentalmente, los que me han convertido en enemigo tan peligroso para el sistema: «la mafia judicial española», el posible asesinato de Emilio Botín y los manejos del «clan Botín» como auténticos «amos» de España, y los casos de pederastia de criminales considerados como personas de reputación irreprochable -y muy especialmente-, todo lo que nos hemos atrevido a publicar respecto al «caso Bar España».

Y el sistema no es que no me lo haya perdonado: «la mafia judicial española» y «las cloacas del estado» se han revuelto contra mí como si yo fuera el más peligroso de los enemigos, y no han cejado su empeño hasta derrotarme: así es, por duro que resulte reconocerlo: David no ha sido capaz de vencer a Golitat y el sistema ha pasado por encima mía como una trituradora.

( Extractos de su misiva a amigos y gente disidente en España, al público en general )

 

Nadie duda de la profesionalidad del periodista, otra cosa es -según algunas personas interrelacionadas con su círculo- las formas o maneras de exponer determinados asuntos que otras personas llevan investigando durante décadas o años y que el afán de protagonismo se hacía con la persona de Josele Sánchez. Lo intentó todo para que llegara la voz disidente al público, no era fácil ni sigue siéndolo, pero se encontró solo, nadie quería implicarse realmente para alzar a la gloria al periodista de temática de investigación, pocos le dieron voz y de ahí que optara por conformar su propio diario digital que llegó a alcanzar cerca de siete millones de visitas durante meses. Naturalmente a » toro pasado » es muy fácil y ruin, criticar al periodista que ha expuesto su propia integridad física e incluso familiar, su futuro y no menos que su credibilidad más absoluta, como el mismo refiere llegando incluso a jugar con su salud tanto física como mental, es la clara evidencia del desgaste psicológico y físico que sufre una persona por intentar compartir una forma alternativa de entender la vida y exponer los entresijos de la política. Un hilo muy fino separa todo tipo de aspectos vinculados con la lucha de la disidencia, según los métodos o la preparación histórica del expositor, y, que en algunos momentos pueden causar desafección en sus seguidores fidelísimos o simplemente simpatizantes.

El quiso ir por libre, tan es así que hace años anunciaba por su cuenta y otras más de Redes Sociales que él era autosuficiente y que revolucionaría la información en España, aludía a que tenía conocimientos técnico-profesionales y que en un santiamén crearía su propio periódico digital. Y lo hizo. Se rodeó de unos magníficos profesionales del ramo y otros colaboradores, sacrificados estos en el proyecto, Josele sacaba » pecho «, esto era una provocación absoluta para el Sistema, tan es así que sufrió todo tipo de irregularidades jurídicas posteriores, según su propio abogado o defensores de su persona. Era detenido y luego puesto en libertad a las pocas horas, intermitentemente, algunas veces ni siquiera eso ( ya se hablaba de detención ilegal o procedimiento inusual ante La Justicia ). Sea como fuere el periodista debería de estar preparado para estos y otros aspectos que sufren los disidentes, el caso del catedrático, ( ¡ ojo !, no todo el mundo es catedrático y mucho menos un librero encarcelado ), don Pedro Varela da fe de ello entre otros casos más de otras personas que ni aparecen en noticias o artículos siquiera, y que sufren el más absoluto ostracismo de propios y extraños ( algunos también editores de libros ). Apostó fuerte, sin duda.

El hecho de que esté esta persona, desde el extranjero, remitiendo estas simbólicas palabras da cuenta de que el periodista no es » consciente » del mundo que le rodea, acaso porque puede ser extraditado en caso de ser reclamado por La Justicia en este mundo globalizado donde tiene que ser alguien político para evadir esta responsabilidad legal, por motivos indistintos. Máxime con un gobierno comunista al frente aún otros de indiferente color. Es comprensible esta manera de entender la vida para las personas que han vivido en la creencia instalada por el Sistema de que existe la : democracia y, que, esta todo lo puede. El significado de la democracia ( no solo en España, en todo Occidente ) hemos visto que va por barrios y la gente descubre en sus propias » carnes » que este sistema es más superficial que real, debido a la injerencia ( e in-gerencia ) política e intereses supranacionales que no alcanzan el común de los mortales ( que con sus problemas cotidianos ya tienen suficiente carga ).

El famoso y polémico periodista Josele Sánchez intentó incluso amoldarse al discurso liberal o del Sistema del 78, como alternativa técnica, al uso, para promocionar sus libros, tan es así que comparaba, en una invitación a un programa de tv, ya luego recordado en un video de una plataforma digital, a Carrillo con Stalin e incluso con : Hitler. ( min. 14.57 al min. 15.30 )

» Santiago Carrillo ha sido un ser miserable, un ser despreciable como los grandes seres miserables y despreciables que ha habido a lo largo de la Historia, como lo fue Stalin como lo fue Hitler…. «