Según una fuente de la agencia, el Departamento de Estado, George Soros utiliza una app para monitorear ilegalmente a prominentes figuras conservadoras de EE. UU., periodistas y personas vinculadas con el presidente Donald Trump.

En realidad G. Soros tiene más herramientas, está el propio metabuscador de ” Mr. Google ” ( para la sección de resultados de búsquedas de datos de Google, con los trackers de esta empresa pueden localizar a los internautas ) adquirida hace algunos años y desde entonces con pérdida de usuarios exclusivamente occidentales o de esta etnia o perfil, de ahí que aparezcan resultados llamativos y del fomento prioritario de gente no occidental, acaso con escribir ” poetas occidentales ” aparecen figuras históricas revestidas de perfiles de raza negra, etcétera. Tiene acciones en empresas como twitter. Digamos que estas aplicaciones son fuentes alternativas para conformar listados de gente fascista o ” nazi ” que en realidad son gente normal ( que ni siquiera sabe lo que es el fascismo o en NS ) que expresan su opinión libremente en medios de difusión públicos-privados o interactivos de acceso público.

Espiar está prohibido en la mayoría de naciones occidentales, como en España solo es permitido esta acción -de espiar- en caso de que la nación se encuentre en situación de guerra. Está penado con cárcel. Algunas compañías internacionales se acoplan a la legalidad donde está la sede de la empresa de tecnología y así intentan evadir estos aspectos legales en otros países. También recordar que el concepto de espionaje es distinto para su significado en otros idiomas ( como millones y billones en las cantidades de dinero ).